Lo mejor es no precisar nunca de los servicios de un abogado, pero me surgió la ocasión y tuve el acierto y la suerte de contactar con ellos.
Son un despacho de abogados muy profesional, sobre todo muy claros a la hora de plantear un problema y la posible solución.